Cuide su salud mediante la vinoterapia

Salud y vinoterapia
Vinoterapia

La vid es uno de los cultivos más antiguos que han acompañado a los seres humanos desde tiempos inmemoriales. Es originaria de Asía Menor, concretamente del Caspio, desde donde se fue extendiendo hacia el resto del mundo. (Vinoterapia)

Los egipcios la utilizaron para decorar los templos con sus hojas y en la mitología clásica Dionisio era el Dios del vino. Desde tiempos antiguos la vid han sido utilizadas como remedios medicinales para curar enfermedades de la piel; sus hojas tienen propiedades astringentes y hemostáticas, y su fruto, la uva, es refrescante, tónico y diurético.

Actualmente, el cultivo del vino se concentra en zonas templadas de Europa, en el sur de Asia Central, en América del Sur, California, Australia y Nueva Zelanda.

Mathilde Cathiard y Bertrand Thomas

Como era de esperarse, esta terapia nació en Burdeos (Francia) gracias a Mathilde Cathiard y Bertrand Thomas, un matrimonio francés que inauguró el primer Spa especializado en vinoterapia a finales de la década de los 90.

En esta región, mundialmente conocida por conservar los viñedos más antiguos de Europa y producir extraordinarios caldos, se descubrió que las propiedades antioxidantes del vino contribuían a eliminar arrugas y manchas y favorecían la recuperación de la firmeza de la piel tonificándola e hidratándola, particularmente en cara, cuello, brazos y senos.

Los masajes y baños de vino

Otro gran descubrimiento fue lo benéfico que resultaban los masajes y baños de vino para la relajación y descanso de los músculos.

Entre los vinos más utilizados en la vinoterapia están el Lambrusco, por su enorme cantidad de minerales; el Sauvignon, cuya uva posee cualidades tranquilizantes y el Cabernet o el Merlot, que contribuyen a eliminar células muertas de la piel.

Otras propiedades del vino

Es de sobra conocido que una copa de vino al día beneficia a la salud ya que reduce el riesgo de un ataque cardiaco, facilita la digestión, previene el colesterol malo y eleva los niveles sanguíneos del colesterol bueno, y disminuye en 30% la arterioesclerosis, o endurecimiento de las arterias.

Polifenoles

El vino es rico en polifenoles, una sustancia química natural que previene la rotura de las fibras de elastina y colágeno manteniendo la elasticidad de la piel y protegiéndola de los radicales libres. Además tiene vitaminas B1 y B2 que ayudan a nutrir la piel manteniéndola firme y luminosa.

SAMUEL ARROYO

http://vinodelariojabio.es/blog/

Autor: miguel graham

El sello de ‘vino ecológico’ con el que se diferencia a estas botellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *