¿Cómo debemos manipular una botella de vino?

Almacenaje de vino

¿Cómo debemos manipular una botella de vino? Es la pregunta que nos hacemos los bebedores de vino cuando tenemos una pequeña reserva de vino para nuestro disfrute. Aquí unos procedimientos básicos.

Para servir un vino

Cuando tenemos que servir un vino, lo primero que debemos tener en cuenta es el hecho de manipular la botella sin brusquedad. Cortaremos la cápsula, limpiaremos la boca de la botella y sacaremos el corcho con el menor movimiento posible.

Temperatura idónea

Debemos diferenciar dos tipos de temperaturas diferentes: la temperatura de servicio y la temperatura de consumo. La temperatura de servicio es a la que servimos el vino y debe estar por debajo de la temperatura ideal unos 2 o 3 grados. La temperatura de consumo es la que consigue el vino una vez pasan unos minutos desde que lo hemos servido.

Conservación óptima del vino

Para conservar un vino adecuadamente, hay que conseguir en la medida de lo posible las condiciones similares a las de la bodega: lugar oscuro, sin vibraciones, ni ruidos, con una humedad relativa del 70% – 80% y una temperatura entre 12º y 20º grados máximo.

Vino fatigado

Cuando trasladamos una botella de vino por algún motivo, independientemente de la variación de altitud, presión, temperatura, humedad, clima …, lo normal es que el vino en su composición interna, no sufra alteraciones. Lo aconsejable después de esto, es que repose durante unos días para que recupere sus cualidades iniciales.

Paola
http://vinodelariojabio.es/blog/

Autor: miguel graham

El sello de ‘vino ecológico’ con el que se diferencia a estas botellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *