Maridando quesos y vinos 1

Vino y Queso

Los vinos y los quesos. Un buen surtido de quesos puede ser una perfecta opción, no solo para ofrecer a nuestros clientes como aperitivo o para postre, sino incluso para toda una comida. El problema muchas veces se presenta cuando los queremos acompañar con una copa de vino. ¿Cuáles son los vinos que mejor acompañan a los quesos?

Para poder ofrecer una buena combinación de texturas y sabores, les proponemos algunas combinaciones:

Brie

Este queso de pasta blanda le iría bien una bebida también delicada, como por ejemplo el champagne Prince d’Amblise blanc de blancs, un maridaje que se fusionará perfectamente en la boca y nos la limpiará gracias a las burbujas. Para los amantes de los tintos, el tinto Eternium Merlot Barrica DO Penedes nos dejará una sensación muy agradable.

Cabrales.

Es un queso con tendencia potente, algo salado y picante  Su textura es suave, y es ideal tanto para untar como para servir en salsas acompañando carnes principalmente. Un vino de licor le puede ir muy bien, tipo Oporto o un vino dulce de Pedro Ximenez.

Camembert.

De leche cruda de vaca, se presenta suave sólo en textura, por su pasta flexible y cremosa, pues este queso una vez madurado suele ser de sabor intenso. El buen Camembert posee un aroma puro y un pronunciado toque a hierbas frescas. Puede armonizar un buen vino blanco como nuestro Eternium Chardonnay Barrica DO Penedes o el Eternium Cabernet Sauvignon para una combinación de impacto.

Cheddar.

Es un queso duro, de pasta firme, lisa y cerosa. El aroma varía en intensidad de suave a fuerte, según su edad, que suele ir desde los tres meses, hasta los doce o incluso más. Puede armonizarse con un voluptuoso Condado de Ovante Crianza DO Rioja, aunque el Merlot y el Cabernet Sauvignon citados anteriormente pueden ser acompañantes perfectos para este queso. Para los amantes del vino blanco, una buena armonía sería con un vino blanco afrutado y ligero como el Conde de Iznar blanco DO Rueda.

Feta.

Un queso muy popular en Grecia que lo solemos utilizar aquí para condimentar ensaladas en porciones pequeñas y rectangulares. Su consistencia es sólida aunque flexible, y con pequeñas grietas. Por su suavidad tanto en aromas como en textura casa a la perfección con los vinos tintos ligeros como el Rocablanca DO Montsant y también con algún vino blanco afrutado, por ejemplo con la Garnacha Blanca, el Rocablanca DO Terra alta.

 

De Cabra.

Un queso no muy duro que se ablanda y se funde cuando se calienta. Los más firmes con corteza se hornean a veces para obtener un queso templado y poderlo untar. Por su suavidad se entenderá a la perfección con un vino blanco de Gewurztraminer o con un tinto suave tipo Pinot Noir.

 

Emmental.

Es un queso de textura más bien dura, pero de fácil corte. Su sabor y aroma, que nos puede recordar algún fruto seco, es de intensidad moderada, por ello el vino tinto joven Viñalón shiraz VT Castilla puede ser su pareja gastronómica.

Anna Vicens

http://vinodelariojabio.es/blog/

Autor: miguel graham

El sello de ‘vino ecológico’ con el que se diferencia a estas botellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *