Cómo leer las etiquetas de los vinos

Vino Reserva MAGISTER BIBENDI Selección Especial BIO
las etiquetas de los vinos

La única información que tenemos de un vino, la mayoría de las veces, es la que nos da la etiqueta de vino. Pero ¿sabemos desentrañar los misterios que encierra una botella de vino antes de ser abierta? En función de su procedencia y origen, su clasificación según edad y crianza y las distintas denominaciones de origen, son algunas de las informaciones que nos dan las etiquetas de los vinos, solo falta saberla descifrar. La etiqueta es además, junto con la botella, la contra etiqueta, el tapón y la cápsula, una potente herramienta de marketing. Pero este tema lo vamos a dejar para otro post.

El nombre del vino

Lo primero que veremos o que más nos llamará la atención en la etiqueta de vino será el nombre del vino, la marca. Normalmente se utiliza una tipografía acompañada de alguna imagen para llamar la atención del consumidor.

la denominación de origen

En segundo lugar y por importancia, en las etiquetas veremos la denominación de origen, o lugar de procedencia de la uva de la cual está hecho ese vino y el lugar donde se elabora el vino y se embotella. Sería bueno que informaran de la variedad (vino monovarietal) o las variedades (vino de ensamblaje) de las que está compuesto ese vino. Esta información no es obligatoria por parte del elaborador, pero el consumidor un poco curioso e interesado en el vino lo agradecerá enormemente.

El año de cosecha del vino

El año de cosecha del vino es imprescindible indicarlo en la etiqueta, tanto para saber la edad del vino que vamos a comprar como para saber cuándo deberemos consumirlo. Los vinos blancos y rosados se recomienda beberlos durante el año siguiente a su cosecha; los tintos sin crianza hasta el segundo año de su cosecha; y los tintos con crianza se pueden consumir con algunos años de guarda.

El productor o el viñedo

El productor o el viñedo que se indique en la etiqueta también nos podrán informar sobre la calidad del vino. Para saber acerca del cuerpo y la suavidad del vino, el porcentaje de alcohol nos servirá como guía. Los vinos con un grado alcohólico de alrededor de 14% suelen ser vinos con gran cuerpo, mientras que si están sobre los 11-12% son vinos más suaves y ligeros.

la contra etiqueta

En la contra etiqueta, o etiqueta de la parte trasera de la botella de vino, aparecerá información tanto legal como descriptora del vino. En algunos casos, además del tipo de crianza, pueden aparecer sugerencias de maridaje y temperatura óptima de consumo, incluso la nota de cata del vino en el momento de su embotellado. Solo son dos los datos que siempre deben estar presentes en el envase: el número de lote que nos permite seguir el origen del producto y en caso de que el vino contenga sulfitos y superen la cantidad de 10 mg/l, es obligatorio desde 2005 incluir una advertencia para aquellos consumidores que sean sensibles o alérgicos a este componente.

La capacidad de la botella

La capacidad de la botella o el contenido neto, que nos puede aparecer en cualquiera de las dos etiquetas. Los formatos más comunes son los de 75cl, las botellas magnum de 1500cl o los formatos pequeños que van desde los 18cl hasta  los 50cl.

En las etiquetas de los vinos espumosos habrán otras informaciones, en función del contenido en azúcar (extra brut, brut, brut nature, extra seco, seco, semiseco, dulce) y de los tiempos de contacto con las levaduras (Reserva, Gran Reserva).

Anna Vicens

http://vinodelariojabio.es/blog/

Autor: miguel graham

El sello de ‘vino ecológico’ con el que se diferencia a estas botellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *