La elección de un vino puede ser determinante para conseguir un trabajo

Trabajo
Competencias transversales.

¿Soléis pedir la carta de vinos cuando salís a comer fuera? ¿Escogéis vosotros mismos el vino? ¿Tenéis en cuenta la comida que vais a tomar? ¿Tenéis en cuenta la comida de los demás comensales de la mesa a la hora de pedir el vino? Pues todo esto es y será muy importante a la hora de encontrar trabajo en EEUU, sobre todo en empresas que apuestan por las competencias transversales. (El vino y el trabajo)

“test del vino”

La nueva alternativa de usar la carta de vinos para analizar el comportamiento de un candidato, lo que se conoce como el “test del vino”, se está llevando a cabo en empresas de EE.UU que seleccionan a futuros directivos o puestos de alto cargo para empresas.

Con este sistema se trata de evaluar cómo se comporta el candidato en un ambiente profesional, pero informal, muy habitual entre directivos de empresas y hombres de negocios.

Vinetur, la revista digital del Vino

Así, más allá del currículo y la tradicional entrevista, y de tener saneados o eliminados los perfiles en Facebook, Linkedin y otras redes sociales, los aspirantes a futuros directivos deben estar también preparados y tener cultura del mundo de la gastronomía y los vinos, y del saber comportarse  en la mesa de un restaurante, según publicó Vinetur, la revista digital del Vino, el pasado 5 de febrero.

Charles Phillips, director ejecutivo de la empresa Infor, una compañía de software con sede en Nueva York, y conocido también como el Steve Jobs del software empresarial, es uno de los que utiliza este método.

El empresario o su responsable de RRHH lleva al candidato a comer a un restaurante con otros ejecutivos sénior para ver cómo reacciona ante esta situación durante un periodo de 45 minutos. Sin embargo, la clave de este método llega a la hora de elegir el vino.

Varias cualidades de la persona a contratar

Al candidato se le entrega la carta de vinos y debe elegir uno de la lista. Según señala el CEO de Infor, en ese momento se pueden ver varias cualidades de la persona a contratar:

Desde su habilidad para fingir que sabe mucho de vino o cómo lo hace para convencer a los demás de que su elección es la indicada, hasta cómo es su trato con el sumiller o el camarero que le atiende.

También valorarán su elección en función del precio de la botella elegida, de que el vino acompañe bien con la comida que han pedido, de si ha tenido en cuenta a los demás compañeros de la mesa o de si pide consejo al sumiller del local.

Esta innovadora forma de valoración de los candidatos ojalá sea pronto una práctica que se exporte a otros países, pues el interés por la cultura vinícola y gastronómica y un mejor saber estar en la mesa nunca estarán de más.

Anna Vicens

http://vinodelariojabio.es/blog/

Autor: miguel graham

El sello de ‘vino ecológico’ con el que se diferencia a estas botellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *